La familia Rossi


El primer colono apellidado Rossi establecido en la nueva población de Fuente Palmera fue Pietro Maria Rossi, el cual era originario de Isone, hoy día integrado en el cantón suizo del Tesino, donde había nacido hacia 1733. Éste estaba casado con Maria Domenika Llanet, diez años menor que él, y con la que hasta su llegada a España en 1769 solo había tenido un hijo: Iacomo Antonino (1766).

            Las autoridades neopoblacionales le concederían la dotación real compuesta por las suertes 119 y 179 del Departamento 3º, pasando a residir esta familia en la aldea de Villalón. Allí nacerían el resto de sus hijos: Josefa (1773), Ana María (1775), Juan Domingo (1777), María (1778), Ana Catalina (1782) y Antonia (1783).

            Pietro debió fallecer a finales de la década de los años ochenta del siglo XVIII, heredando su dotación su hijo mayor Iacomo Antonino (conocido en la colonia como Diego Rossi); aunque su viuda quedaría usufructuándola hasta su fallecimiento, que tuvo lugar el 14 de enero de 1809.

            Diego Rossi, probablemente después del óbito de su padre, contrajo matrimonio con María Margarita Berenguer Mas, natural de Jalón (Alicante); una unión de la que nacería el 31 de marzo de 1794 su primogénito y heredero Juan Diego Miguel Rossi Berenguer. Tras enviudar el 16 de noviembre de 1800, contrajo segundas nupcias en octubre de 1802 con María Baena Gálvez, natural de Guadalcázar y viuda desde hacía dos años de Pedro Adame. Con ella viviría hasta su fallecimiento, acaecido el 3 de septiembre de 1830.

            En consonancia con lo dispuesto en el Fuero, la dotación real sería heredada, tras el preceptivo decreto del intendente Polo de Alcocer fechado en 6 de septiembre, por su hijo mayor. Ahora bien, aunque Diego trató de segregar el sobrante de 9 fanegas nº 1 que poseía y lindaba con su dotación, el intendente indicó que esto no podía tener efecto por formar éste parte de la dotación; de ahí que también pasara a manos de Juan Diego Rossi. Este estaba casado desde mayo de 1814 con Juana María Lorenza Pulido Baguel, natural y vecina de La Carlota pero avecindada en Villalón desde 1812.

            La suerte de esta rama familiar en materia económica no debió ser muy buena, ya que a mediados del siglo XIX, y a pesar de que todos los hijos de Juan Diego debían haber tenido parte en la herencia paterna, su hijo mayor, Juan Rossi Pulido, sólo poseía una casa en Fuente Carreteros.

            En otro orden de cosas, consideramos muy interesante analizar también el devenir familiar del otro hijo varón de Pietro Maria Rossi, no solo porque sus descendientes permitieron la continuidad del apellido sino también porque a pesar de no ser el primogénito logró conformar un patrimonio muy superior al de su hermano mayor, llegando a dotar con suertes a todos sus hijos.

            Juan Domingo Rossi Llanet nació en Villalón el 18 de junio de 1777. En los últimos años del siglo XVIII, estando aún soltero, la Subdelegación de La Carlota le concedió las suertes 168 y 173 del Departamento 3º; las cuales llevaban entonces bastante tiempo sin titular. Una circunstancia que facilitaría el que contrajera matrimonio a finales de septiembre de 1803 con Isabel Ana Teresa Genar, dos años mayor que él e hija de Lukas Genar y Theresia Smadel, la cual había enviudado de Bartolomé Trisperger en septiembre de 1801. Ésta era propietaria de las suertes 188 y 189 del Departamento 3º desde que el subdelegado Fernando de Quintanilla se las concediera en 1783, por lo que Juan Domingo pasó a gestionar dos dotaciones.

            Ahora bien, el fallecimiento sin descendencia de Felipe Genar, hermano de Ana Isabel, la convirtió también años después en heredera de la dotación de su padre; compuesta por las suertes 192 y 195 del Departamento 3º.

            Aún más, por si todo esto fuera poco, Juan Domingo Rossi se propuso dejar dotados a todos sus hijos, adquiriendo por compra, con el preceptivo permiso de la Intendencia, las dotaciones reales que necesitó. De este modo, cuando falleció en Fuente Palmera el 12 de marzo de 1833, la mayor parte de aquellos pudo empezar a disfrutar de su herencia al aceptarse lo dispuesto por él en su testamento mediante decreto del intendente Polo de Alcocer de 22 de mayo siguiente.

            Su primogénito, Juan Rossi Genar, heredó la dotación paterna (suertes 168 y 173, con su correspondiente casa en la aldea de Villalón); su tercera hija, Josefa Rossi, las suertes 121 y 127; y su cuarto hijo, Francisco Rossi, las suertes 120 y 178.

            Quedarían en manos de Ana Isabel Teresa Genar las dos dotaciones de las que era titular (188-189 y 192-195) hasta su fallecimiento, que tuvo lugar el 11 de abril de 1846. Probablemente, alguna de ellas iría a manos de su segundo hijo, José Antonio María de los Dolores Rafael Rossi Genal, nacido en Fuente Palmera el 7 de febrero de 1808 y que se había casado en abril de 1825 con María Rosa Antonia Martínez Divis, dos años menor que él y vecina de Ochavillo. Éste gestionó extraordinariamente bien su herencia, incrementándola de manera sustancial. De este modo, en 1851 poseía una suerte cerca de Villalón de 140 fanegas (90 dedicadas a  labor y 50 de monte bajo), un quiñón en Cañada Hermosa con 12 fanegas (4 de olivar y 8 de monte bajo) y otro en Cañada Hermosa con 4 fanegas de monte bajo. Asimismo, también poseía un considerable patrimonio inmueble, integrado por dos casas en Villalón y una en Aldea del Río. Ahora bien, si importantes eran por entonces su propiedades rústicas, su cabaña ganadera no se quedaba atrás, rentándole anualmente prácticamente lo mismo que aquellas; todo lo cual permitía que éste estuviera situado, con más de cinco mil reales anuales, entre los colonos con mayores rentas.

            Finalmente, es significativo el hecho de que Juan Rossi Genar, poco después de heredar su dotación, también pusiese en práctica la estrategia de su padre de intentar conseguir tierras para asegurar el futuro de todos sus hijos. Por decreto del intendente de 11 de noviembre de 1833 se autorizó a Juan Pulido a traspasar a favor de Juan Rossi, para su hijo primogénito y menor de edad José Rossi Humer, las suertes 217 y 218 del 4º Departamento por 2300 reales de vellón.


Fuente: Adolfo HAMER, “Los primeros colonos. La familia Rossi”, El Colonial. Periódico Mensual Independiente, Junio de 2012, p. 10.