La familia del Gino (Dublino)


Hispanizado en la forma de Dublino, aún persiste en nuestros días el apellido de aquel Michele Antonino del Gino que arribó en 1769 a Fuente Palmera. En su localidad de origen, éste también era conocido vulgarmente como Dughino o Duglino; variantes que se harían presentes también en la colonia a comienzos de la colonización.

Natural de Personico, hoy día integrado en el cantón suizo del Tesino, donde nació hacia 1731, estaba casado con Maria Elisabetha Croce, tres años menor que él, y tenía entonces dos hijos: Iacopo Giusseppe (1754) y Andrea (1759). Asimismo, también les acompañaba el padre de Michele, Giuseppe del Gino, que estaba viudo y contaba con sesenta y cinco años cuando llegó a España.

Asentados en el 5º Departamento, se instalarían en la aldea de Fuente Carreteros. En un primer momento se les concedieron las suertes 288 y 289, pero en septiembre de 1771 pasaron para mejorar a las suertes 279 y 296; que acababan de ser abandonadas por Pedro Getoni.

El matrimonio del Gino-Croce todavía tendría una última hija nacida ya en la colonia, María, que nació en enero de 1775. Ésta contraería matrimonio en 1791 con Jean Baptiste Grandadam, viudo, diecinueve años mayor que ella y vecino de Los Silillos.

Michele Antonino debió fallecer a finales de la década de los años ochenta, heredando la dotación su hijo primogénito Iacopo Giusseppe del Gino. Éste, aunque había residido toda su vida en Personico junto a sus padres, no nació allí sino en Ronco, otra localidad situada a unos kilómetros de la anterior, el 8 de diciembre de 1754; siendo llevado a bautizar a la iglesia de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo de la vecina localidad de Quinto.

Al momento de tomar las riendas de su dotación real, y aunque siempre vivió en el domicilio familiar, ya había formado su propia familia. En agosto de 1773 se había casado con Maria Giovanna Toquino, natural de Leontica, en la diócesis de Milán; un enlace del que nacerían José Nicolás Antonio y Catalina del Gino, el primero en 1777 y la segunda tres años más tarde.

En los últimos años del siglo XVIII, se le concedería por la Subdelegación de La Carlota, en calidad de auxilio de la dotación que ya poseía, la suerte 280; que vendería en abril de 1818 a Francisco José Repdele por tres mil reales de vellón.

Desconocemos cuándo falleció Iacopo Giusseppe, que tras enviudar contrajo segundas nupcias con Francisca Carmona, pero ello debió tener lugar en algún momento entre 1827 y 1838. Entonces, le sucedió en la dotación su hijo José del Gino (Duglino), casado desde 1802 con María Margarita Luisa Yemusa Balmont; el cual disfrutaría de ella hasta su fallecimiento, acaecido el 7 de abril de 1850. De resultas de ello, su viuda pasaría a vivir con su hijo mayor, Juan Duglino Yemusa, y su nuera Ana María Bernete.

-

Fuente: Adolfo HAMER, "Los primeros colonos. La familia del Gino (Dublino)", El Colonial. Periódico Mensual Independiente, Enero de 2012, p. 8. D.L.: 65-2010.