Juan de Urbina (1786-1794)


El fallecimiento del contador José Gamero Carrillo el 9 de diciembre de 1786 hizo que se nombrase a Joaquín Cadiou, que entonces actuaba como comandante de La Luisiana, pero que era el individuo con mejor preparación en materia contable en las nuevas colonias, para cubrir dicha vacante en la Contaduría de La Carlota. De este modo, se hizo necesario también el nombramiento de un nuevo comandante para esa población; y el elegido fue Bernardo Vicente de Oviedo, que dejó la dirección de Fuente Palmera para pasar a La Luisiana tras recibir del intendente Ondeano una orden en este sentido fechada en 20 de diciembre.

En consecuencia, también en Fuente Palmera fue necesario designar otro comandante. Por haber servido alguna vez en ella y, sobre todo, por las recomendaciones de su suegro Antonio Cerón, que entonces ocupaba el cargo de subdelegado de las Nuevas Poblaciones de Andalucía, Ondeano nombró interinamente al sevillano Juan de Urbina con el sueldo anual de 500 ducados. Un nombramiento que, tras la preceptiva solicitud de informes sobre sus méritos, fue confirmado por el gobierno el 23 de febrero de 1787.

Ahora bien, muy pronto se pudo comprobar lo desafortunada que fue esta decisión. Según denunciaría el alcalde mayor de La Carlota, Urbina y su suegro comerciaron, a escondidas, en 1788 con el grano del pósito de Fuente Palmera. Al parecer, lo vendieron a más de cincuenta reales la fanega, reponiéndolo en tiempo de cosecha comprándolo a sólo treinta y seis; quedándose ellos con la ganancia. Este proceder se vio facilitado por el hecho de que el pósito de la colonia tuviera sólo dos llaves, una en poder del comandante Urbina y otra en manos del escribano, amigo suyo; pero es que, además, cuando este último se ausentaba, las dos llaves pasaban a poder del primero. Asimismo, dos años después el comandante participó en el encubrimiento de un asesinato, que él hizo pasar por muerte accidental.

Pero lo que más escándalo provocaría fue el hecho de que viviera separado de su mujer y amancebado con una colona casada, hasta el punto de que incluso se había llegado a despedir a un religioso que desempeñaba su ministerio en la colonia por atreverse a denunciar esta conducta. Esa colona era, al parecer, Francisca García, mujer de Lorenzo Guisado; hijo de Francisco Guisado, que sería alcalde pedáneo de Fuente Palmera en esos años y buen amigo del comandante.

Tal vez pueda sorprender que Urbina y Cerón mantuvieran una excelente relación a pesar de que el primero estaba separado de la hija del segundo, pero debe tenerse en cuenta que este último tampoco vivía con la suya (que residía en Écija), sino amancebado con otra colona de La Carlota.

Ondeano, a pesar de todas las acusaciones y quejas que recibió, trató de mantener a Urbina en su empleo, pero la difusión de toda esta información hasta alcanzar altas instancias eclesiásticas y gubernamentales lo forzaría a reconsiderar su postura. Así pues, no tuvo más remedio que comunicar el 6 de diciembre de 1793 a la secretaría de Hacienda que había decidido separar a Juan de Urbina de su cargo “con motivo de su conducta poco arreglada” y por temer que pudiera estar dándose una malversación de los caudales públicos.

No obstante, también para ello mostraría un trato especialmente benevolente. Para evitar murmuraciones, según indica el propio intendente, más preocupado que Urbina –que con su proceder no había provocado otra cosa que murmuraciones y comentarios durante sus años de gobierno- por no dañar más su imagen pública, procedería a disimular públicamente esta separación concediéndole en enero del año siguiente un permiso de cuatro meses para que pudiera ir a Sevilla. Ni que decir tiene que pocas semanas después un nuevo comandante, Fernando Ximénez de Alba, gobernaba la colonia.

-

Fuente: Adolfo HAMER, "Los comandantes civiles. Juan de Urbina (1786-1794)", El Colonial. Periódico Mensual Independiente, Abril de 2011, p. 8. D.L.: 65-2010.

La familia dell'Orso


Aunque en nuestros días ya no se conserva en la colonia el apellido dell’Orso (que fue hispanizado como Lorso), éste aparecerá por siempre ligado a la historia de los colonos centroeuropeos con los que se fundó Fuente Palmera; básicamente porque era el apellido de la última colona superviviente de todos los llegados entre 1768 y 1769.

En 1769 sería establecida en el 5º Departamento, concretamente en la aldea de Fuente Carreteros, la familia de Giovanni dell’Orso. En un primer momento sólo se les repartió una suerte, pero al año siguiente se completó su dotación real (números 327 y 330).

Giovanni, que era originario de Leontica (hoy día aldea de la localidad de Acquarossa, en el cantón suizo del Tesino), donde había nacido en torno a 1733, llegó acompañado de su mujer Maria Margherita Albertini y de sus dos hijos: Giusseppe (1761) y Maria Guiseppa dell’Orso (1763). Ya establecidos en la colonia, nacería en 1775 su hija María Úrsula. Lamentablemente, sabemos muy poco de la vida de Giovanni en la colonia, destacando el hecho de que en 1776 resultara elegido alcalde del 5º Departamento.

En 1784, su hijo Giusseppe dell’Orso había contraído ya matrimonio con María Aguilar; pero éste debió fallecer poco después sin descendencia. De este modo, al morir Giovanni a finales de esa misma década, sería su hija Maria Guiseppa la que heredase la dotación. Ésta, que era natural de Airolo (actualmente una comuna suiza integrada también en el cantón del Tesino, pero que en el siglo XVIII formaba parte del Ducado de Milán; el cual estaba bajo la influencia del Imperio Austríaco), había contraído matrimonio en septiembre de 1783 con el vecino de Cañada Rabadán Johann Jürgen Schuster, hijo de Kaspar Schuster, ya fallecido, y de Dorothea Winkelerin, natural de la diócesis de Speyer; por lo que residía junto a su marido, y la familia de éste, en la dotación de la que era jefe (suertes 32 y 334).

No obstante, es probable que tras el fallecimiento de Maria Margherita Albertini, que tuvo lugar el 27 de noviembre de 1798, el matrimonio Schuster-dell’Orso se trasladase a Fuente Carreteros. Allí residían cuando el 25 de septiembre de 1804 falleció Johann Jürgen.

Al quedarse viuda y con dos hijos pequeños (Juan José tenía diez años y José contaba con sólo cuatro), Maria Guiseppa optaría por contraer segundas nupcias con José Reyes. Sin duda, ello le permitiría hacerse cargo, sin necesidad de arrendarlas, tanto de las suertes de la dotación que su hijo mayor había heredado de su padre como de las que ella poseía.

En 1816, cuando Juan José Schuster ya se ocupaba de su dotación, se le concedería permiso para vender la número 32 a Antonio Escalada para su hijo Manuel. Sólo mantuvo en su poder, por tanto, durante algunos años más, la suerte 334; que, probablemente, también vendería una vez derogado el Fuero, pues en 1851 sólo era propietario de una situada cerca de Fuente Carreteros (con 16 fanegas dedicadas a labor y 17 de monte bajo) y de una casa en dicha aldea.

Así pues, parece que ambos hermanos prefirieron residir cerca de su madre, que al enviudar por segunda vez quedaría completamente sola, dedicando su tiempo a labores de hilado. Juan José Schuster contraería matrimonio con María Pérez, natural de Écija, mientras que su hermano José lo haría con Antonia Sánchez.

Guiseppa dell’Orso, conocida ya usualmente como Josefa de Lorso, falleció el 23 de febrero de 1848 a la edad de 84 años, habiendo dejado dispuesto que se dijesen por su alma e intención sesenta misas rezadas; desaparecía, de este modo, la última protagonista de aquel éxodo que llevó durante el reinado de Carlos III a familias de numerosos puntos de Centroeuropa hasta las tierras de Fuente Palmera.

-

Fuente: Adolfo HAMER, "Los primeros colonos. La familia dell'Orso", El Colonial. Periódico Mensual Independiente, Abril de 2011, p. 9. D.L.: 65-2010.

Guerra Civil en Fuente Palmera - Documental sobre el capitán Chimeno

Trailer del documental sobre la vida del colono José Bernete Aguayo, capitán "Chimeno".



"Capitán Chimeno. Héroe del Sur". María José Bernete Navarro. Xeitoso Productions. Barcelona, 2007, DVD.

Un viaje a la Vega del Guadalquivir



Un viaje a la Vega del Guadalquivir. Guía turística, Córdoba, Taller de Empleo "Vega Emplea", 2010; 104 pp, il. col., 21 cm. [Fuente Palmera en las pp. 27-35]

Las Nuevas Poblaciones de Andalucía y sus primeros colonos (Adolfo Hamer)


HAMER FLORES, Adolfo, Las Nuevas Poblaciones de Andalucía y sus primeros colonos (1768-1771), Madrid, Bubok Publishing, 2009; 250 pp., il., 21 cm.

Artículos y comunicaciones

- ESCOBAR OLIVAS, Francisco, “Fuente Carreteros, ¿historia de un pueblo?”, en Las Nuevas Poblaciones de España y América. Actas del V Congreso Histórico sobre Nuevas Poblaciones, Córdoba, Junta de Andalucía y otros, 1994, pp. 129-132.


- GARCÍA CANO, María Isabel, “La Nueva Población de Fuente Palmera (1768-1835)”, en Actas II Coloquios de Historia de Andalucía. Andalucía Moderna, Córdoba, Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Córdoba, 1983, pp. 239-263.


- GARCÍA CANO, María Isabel, “La agricultura de Fuente Palmera a través de las cuentas del pósito”, en AVILÉS, Miguel y SENA, Guillermo (eds.), Las Nuevas Poblaciones de Carlos III en Sierra Morena y Andalucía, Córdoba, Universidad de Córdoba y Seminario de Estudios Carolinenses, 1985, pp. 243-294.


- HAMER FLORES, Adolfo, “Tradiciones y costumbres en las Nuevas Poblaciones de Andalucía. La Danza de los Locos en el siglo XIX”, Al-masan, 6 (2010), pp. 25-30.


- HAMER FLORES, Adolfo, “Fuente Palmera en 1905. Crisis y conflictividad en la campiña cordobesa a comienzos del siglo XX”, Arte, Arqueología e Historia, 18 (2011), pp. 269-273.


- MARTÍNEZ CARMONA, Elisa Antonia, "El experimento ilustrado en la colonia de Fuente Palmera: pasado y presente", en VÁZQUEZ LESMES, Juan Rafael y VILLAS TINOCO, Siro (coords.), Actas del VI Congreso Histórico sobre Nuevas Poblaciones, Córdoba, Junta de Andalucía y otros, 1995, pp. 303-314.

- RODRÍGUEZ HENS, Manuel, “La Nueva y Real Población de Fuente Palmera”, en Boletín de la Real Academia de Córdoba de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes, 88 (1968), pp. 229-236.


- SÁNCHEZ MARTÍNEZ, Carlos “Un libro maestro de colonos de Fuente Palmera”, en Miguel AVILÉS y Guillermo SENA (eds.), Las Nuevas poblaciones de Carlos III en Sierra Morena y Andalucía, Córdoba, Universidad de Córdoba y Seminario de Estudios Carolinenses, 1985, pp. 225-241.


- SANTOS JENER, Samuel de los, “El vaso campaniforme de Fuente Palmera”, Boletín de la Real Academia de Córdoba de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes, 62 (1949), pp. 53-59.


- TÉLLEZ FLORES, Rafael Adolfo, “La Danza de los Locos”, en Las Nuevas Poblaciones de España y América. Actas del V Congreso Histórico sobre Nuevas Poblaciones, Córdoba, Junta de Andalucía y otros, 1994, pp. 321-324.


- TUBÍO ADAME, Francisco, “Asentamiento de colonos en La Carlota y Fuente Palmera”, Crónica de Córdoba y sus pueblos, 1 (1989), pp. 182-189.


- TUBÍO ADAME, Francisco, “Estudio del parcelamiento levantado por Ampudias Valdés en 1793”, Crónica de Córdoba y sus pueblos, 2 (1991), pp. 260-265.


- TUBÍO ADAME, Francisco, “Francisco de Ostos, primer alcalde de Fuente Palmera”, en Las Nuevas Poblaciones de España y América. Actas del V Congreso Histórico sobre Nuevas Poblaciones, Córdoba, Junta de Andalucía y otros, 1994, pp. 331-334.


- TUBÍO ADAME, Francisco, “Jacome Heins, colono del principado de Salm”, Boletín de la Real Academia de Córdoba de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes, 128 (1995), pp. 221-238.


- TUBÍO ADAME, Francisco, "El gobierno de la colonia de Fuente Palmera durante el Trienio Constitucional", en VÁZQUEZ LESMES, Juan Rafael y VILLAS TINOCO, Siro (coords.), Actas del VI Congreso Histórico sobre Nuevas Poblaciones, Córdoba, Junta de Andalucía y otros, 1995, pp. 295-302.


- TUBÍO ADAME, Francisco, “Visita de Olavide a San Sebastián de los Ballesteros y Fuente Palmera en septiembre de 1769”, Crónica de Córdoba y sus pueblos, 6 (2001), pp. 547-554.


- TUBÍO ADAME, Francisco, "Antonio Tubío Guerrero, médico palmeño en la colonia de 1880", Crónica de Córdoba y sus pueblos, 10 (2004), pp. 239-241.


- TUBÍO ADAME, Francisco, “Fray Ingenuino de Brixen, franciscano alemán de Fuente Palmera en 1779”, en PELÁEZ DEL ROSAL, Manuel (coord.), El franciscanismo en Andalucía. Clarisas, concepcionistas y terciarias regulares, Córdoba, Asociación Hispánica de Estudios Franciscanos, 2006, pp. 805-810.

Fuente Carreteros, cultura y tradición (Teodora Ana Ruiz)


RUIZ DÍAZ, Teodora Ana, Fuente Carreteros, cultura y tradición, Córdoba, Ayuntamiento de Fuente Carreteros, 1999; 111 p., il., 21 cm.

La colonización de Carlos III en Andalucía. Fuente Palmera, 1768-1835 (María Isabel García Cano)


GARCÍA CANO, María Isabel, La colonización de Carlos III en Andalucía. Fuente Palmera, 1768-1835, Córdoba, Diputación Provincial de Córdoba, 1982; 300 pp., il., 22 cm.

República y Guerra Civil en Fuente Palmera (Alberto González)

GONZÁLEZ SOJO, Alberto, República y Guerra Civil en Fuente Palmera (1931-1939), Córdoba, Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Fuente Palmera, 2009; 139 pp., il., 24 cm.

Fuente Carreteros, entidad de pueblo (Francisco Escobar)


ESCOBAR OLIVAS, Francisco, Fuente Carreteros, entidad de pueblo, Córdoba, Diputación Provincial de Córdoba, 1991; 59 pp., il. col., 24 cm.

Los años del olvido. Fuente Palmera en la posguerra (Alberto González)


GONZÁLEZ SOJO, Alberto, Los años del olvido. Fuente Palmera en la posguerra (1940-1960), Córdoba, Ayuntamiento de Fuente Palmera, 2010; 150 pp.

Historia de la colonia de Fuente Palmera (Francisco Tubío)



TUBÍO ADAME, Francisco, Historia de la colonia de Fuente Palmera (1768-1900), Córdoba, Diputación de Córdoba, 3ª ed., 2010; 18 cm., 398 pp. + mapas.

Legajo de las historias de las suertes de Fuente Palmera. Estudio y edición (Adolfo Hamer)


HAMER FLORES, Adolfo, Legajo de las historias de las suertes de Fuente Palmera. Estudio y edición, Madrid, Bubok Publishing, 2010; 292 pp., 21 cm.

La ruta de los molinos (Francisco Tubío)


TUBÍO ADAME, Francisco, La ruta de los molinos, Córdoba, Diputación de Córdoba y Ayuntamiento de Fuente Palmera, 2011; 40 pp., 21 cm.

Fernando Ximénez de Alba (1794-1810)


Después de Antonio Cerón, sería Fernando Ximénez de Alba el individuo que más años estuvo al frente de la comandancia civil de Fuente Palmera. Reemplazó en el cargo a Juan de Urbina a comienzos de 1794, después de que este último fuera separado del empleo por Miguel de Ondeano a causa de “su conducta poco arreglada”; que había dado lugar a numerosas quejas y a hacer temer al propio intendente que podrían estarse malversando los caudales de la Real Hacienda.

Fue el propio Ondeano, como era habitual, quien lo propuso para cubrir la vacante, ya que sus cualidades y conocimientos no le eran desconocidas; pues ya lo había recomendado en agosto de 1791 para que ejerciera la vara de alcalde mayor de La Carlota, aunque finalmente la elección no recayó en él.

De este modo, en 1794 Ximénez de Alba se trasladaría a Fuente Palmera para encargarse de su dirección y gobierno. Por aquel entonces contaba con sólo veintiocho años, y parece que estaba ya casado con su convecina María de Yuste.

Fernando Ximénez de Alba era natural de Fernán Núñez, donde había nacido el 11 de septiembre de 1765 en el seno del matrimonio conformado por Pedro Ximénez de Alba y Villalba y Ana Serrano de la Hoz; los cuales le habían procurado una sólida formación. Estudió tres años de Filosofía y otros tres de Teología en el Seminario de San Pelagio Mártir de Córdoba. A continuación, cursó cuatro años de Derecho Civil en la Universidad de Osuna, recibiendo el grado de Bachiller en mayo de 1785. Finalmente, precedidos los correspondientes años de prácticas, fue admitido a finales de 1789 como abogado de los Reales Consejos.

Asimismo, en 1788 fue admitido en la Academia de Práctica de Leyes del Reino y en la de Derecho Público de Nuestra Señora del Carmen de Madrid, en las que ejercería distintos cometidos. No obstante, no dejó a un lado su preparación académica, estudiando a la misma vez Derecho Natural y de Gentes en los Reales Estudios de San Isidro de Madrid. Así pues, nos encontramos ante un individuo con una sólida formación como jurista.

Lamentablemente, poseemos muy pocos datos de la etapa en la que estuvo al frente de la comandancia; aunque, al mismo tiempo, esa escasez de noticias nos pone en la pista de que debió desarrollar una buena gestión, que se dilató hasta los inicios de la Guerra de la Independencia. No nos ha sido posible, hasta la fecha, localizar testimonios documentales de su presencia en Fuente Palmera con posterioridad a julio de 1809, pero lo más probable es que permaneciera en la colonia hasta la entrada de los franceses en enero de 1810 o incluso durante algún tiempo más.

-

Fuente: Adolfo HAMER, "Los comandantes civiles. Fernando Ximénez de Alba (1794-1810)", El Colonial. Periódico Mensual Independiente, Marzo de 2011, p. 9. D.L.: CO-65-2010.