La familia Piston


Todos aquellos que actualmente portan el apellido Pistón en la colonia son descendientes de un nuevo poblador llegado en los inicios de la colonización. Se trata de Joseph Piston, nacido en torno a 1730 en Termignon, pequeña comuna situada hoy en el distrito francés de Saint-Jean-de-Maurienne (Saboya); de ahí que su lengua materna fuera el francés. No obstante, Saboya no se incorporó a la República Francesa hasta 1870; por lo que cuando la familia que estudiamos emigró, su localidad de origen formaba parte del reino de Piamonte-Cerdeña y su soberano era Carlos Manuel III.

Joseph, muy probablemente, contraería allí matrimonio con Marie Roset, dos años mayor que él. Un enlace del que llegarían a adultos tres hijos: Marie Thérèse (1756), Jean Joseph (1760) y Anne Marie Piston (1768).

Al igual que otras muchas familias de la región, los Piston se animaron a dejar su pueblo natal para probar fortuna en las nuevas colonias que Carlos III quería establecer en su reino; y que con tanto entusiasmo anunciaba el bávaro Thürriegel en los folletos propagandísticos con los que inundó media Europa.

De este modo, tras un largo viaje por una de las rutas fijadas, Joseph Piston llegó a Fuente Palmera en 1769 acompañado por su mujer y sus hijos, así como por su hermana menor Anne Marie Piston; la cual viviría algún tiempo en su compañía. La administración lo asentó en la suerte número 86 del 2º Departamento, que al año siguiente pasaría a ser la número 109; y en 1770 se le entregó la segunda suerte de su dotación, correspondiéndole la 118.

Esta dotación real fue explotada por Joseph hasta su fallecimiento, acaecido en algún momento entre 1787 y 1792, heredándola entonces su hijo Jean Joseph Piston. Por aquellas fechas, sus dos hermanas probablemente ya habían contraído matrimonio. Marie Thérèse se casó en septiembre de 1777 con Pietro Marnieto, natural de Camorino, el cual había enviudado cuatro meses antes. Un matrimonio que apenas duró una década, al fallecer Marnieto el 7 de septiembre de 1786; pero Marie Thérèse no permaneció mucho tiempo viuda, ya que contrajo segundas nupcias en mayo del año siguiente con Juan Jorge Delian, colono de La Carlota. En lo que respecta a Anne Marie Piston, sabemos que se casó con Jean Georges Balmont a finales de la década de los años ochenta del siglo XVIII.

Pero retomemos la historia de Jean Joseph Piston. Éste se desposaría en La Carlota el 4 de junio de 1787, cuando contaba veintisiete años, con Marie Josèphe Bernier, natural y vecina de la que fuera capital de las Nuevas Poblaciones de Andalucía e hija de los colonos Nicolas Bernier y Marie Durand. Ambos residirían en su dotación del 2º Departamento y allí nacerían sus hijos Juan, Ana María Josefa (1792) y Fernando José Piston Bernier (1796). Jean Joseph enviudó en marzo de 1812, permaneciendo a partir de entonces junto a sus descendientes y sin contraer nuevas nupcias hasta el final de sus días, que le llegarían en diciembre de 1830.

Su hijo primogénito Juan Piston Bernier, que estaba entonces casado con Josefa Krel y que tenía con ella siete hijos, sería el heredero de la dotación. No obstante, por razones que desconocemos, la Intendencia decidió por decreto de 13 de abril de 1831 que, ante su ausencia, su mujer se encargaría de la explotación de las suertes para atender a los menores. Una ocupación en la que continuó tras enviudar al año siguiente y ser designado heredero de la dotación su hijo José Antonio Piston Crel en noviembre de 1832, ya que éste solo contaba entonces con seis años.

En lo que respecta a los otros dos hermanos Piston Bernier, Ana María Josefa se casó en 1810 con Juan José Guisado García, nacido en Fuente Palmera en 1789 en el seno del matrimonio conformado por Juan Lorenzo Guisado y Francisca García, ambos naturales de Écija; y Fernando José contraería matrimonio en octubre de 1813 con Teresa Guisado Jiménez, hija de Juan Guisado y Catalina Jiménez, originarios también de la vecina ciudad de Écija.

El sistema de gobierno foral prohibía la división de las dotaciones, una circunstancia que impidió a Fernando José el poder tener acceso a las suertes de su padre. No obstante, todo apunta a que heredó por vía materna la suerte 274 y la mitad de la 275 del 7º Departamento de La Carlota; las cuales administró, sin dejar de residir en Fuente Palmera, hasta su fallecimiento en junio de 1834. De resultas de éste, y dado que su mujer también había muerto en septiembre del año anterior, la Intendencia nombraría como heredero de esas suertes a su hijo primogénito Juan Piston Guisado, que entonces era menor de edad.

-

Fuente: Adolfo HAMER, "Los primeros colonos. La familia Pistón", El Colonial. Periódico Mensual Independiente, Marzo de 2011, p. 9. D.L.: CO-65-2010.